Partera instagramer: "Se trata de un hecho grave"

Partera instagramer: "Se trata de un hecho grave"

Continúa la polémica por la viralización de las fotos tomadas por médicos durante una cesárea. El hecho sucedió en el Hospital Evita Pueblo deBerazategui cuando una residente realizaba su primera intervención. Como es costumbre en el ámbito de la medicina, la profesional participó de un "bautismo" por tratarse de su primera cirugía compleja. El problema surgió cuando la médica, Florencia Espínola decidió compartir las fotos en sus redes sociales y se viralizaron.

Desde la institución ya elevaron la información del caso a las autoridades pertinentes y se esperan sanciones, tanto para la médica residente, quién compartió la foto, como para el equipo que participó en la intervención. 

Karina Fiquepron, directora del hospital en cuestión considera que se trata de un hecho grave, más allá de que no haya tenido consecuencias para la salud de la madre y el bebé. "Es un hecho grave más allá de que la paciente prestó su consentimiento para la foto, ya que estaba despierta y lúcida. De todas maneras, consideramos que es una falta grave porque no debería haberse subido a redes sociales". La viralización de las fotos no sería el único agravante del caso, si bien el bautismo de la residencia es considerada una práctica habitual en la medicina, no lo es en el marco de una cirugía, agregó la directora.

Las sanciones a las que se enfrentan los profesionales dependen de distintas áreas del ministerio y se aplicarán según la cadena de responsabilidad. Lamédica residente podría recibir entre 3 y 10 días de suspensión, la decisión final estará a cargo de la Dirección de Gestión del Conocimiento. En cuanto al equipo que participó: médicos, instrumentadores, enfermeros y anestesiólogos; se aguardan sanciones de la Dirección Provincial de Hospitales y la Asociación Argentina de Anestesiología.