Macri le pidió al campo "un último esfuerzo".

Macri le pidió al campo "un último esfuerzo".

"Sé que vengo hoy después de un año difícil, porque hemos sufrido la peor sequía en más de cincuenta años", dijo el presidente Mauricio Macri ante los hombres del campo en la apertura de la Jornada Nacional del Agro, en el Palacio de Aguas Corrientes.

El presidente repitió que "tuvimos tormentas externas y alguna interna" con consecuencias en distintos sectores. 

Impuesto "malísimo y perverso"

El jefe de Estado defendió la suba de las retenciones: "Dada la emergencia, les he tenido que pedir a todos los sectores este último esfuerzo temporal de un impuesto que es malísimo, perverso, porque va en contra de lo que nosotros queremos", remarcó.

Vivir de prestado

Macri también insistió en que "tenemos que terminar con setenta años de engaños y frustraciones que nos han llevado a creer que somos muy vivos viviendo de prestado, para después no cumplir con aquellos que nos prestan".

Inflación

Al hablar sobre los desequilibrios en el Estado, el presidente reconoció que "no hemos podido erradicar el flagelo de la inflación y confió en poder lograrlo a partir de un acuerdo con los gobernadores que permita realizar reformas estructurales y crear empleo genuino.

Diálogo

Durante su discurso ante referentes del agro, Macri pidió avanzar en "convenios laborales modernos, mirando lo que han hecho en el mundo, para crear más trabajo de calidad. Para eso tenemos que abrir nuestra cabeza". Destacó la necesidad de "profundizar el diálogo y no seguir etiquetas ideológicas que nos han alejado del desarrollo sustentable".

"El mundo nos mira"

"Los desafíos que nos tenemos que plantear tienen que ser muy grandes, porque el mundo nos mira como nunca antes y espera mucho de nosotros", aseguró el presidente y recordó que en pocas semanas se realizará en Buenos Aires la Cumbre del G20 "y ahí planteamos que los argentinos queremos ser parte de una solución global que es la seguridad alimentaria".