La zona espacial InSight aterrizó con éxito en Marte

La zona espacial InSight aterrizó con éxito en Marte

El modulo espacial InSight, la primera misión de la NASA que busca estudiar específicamente el interior de Marte, aterrizó hoy con éxito en la superficie del planeta rojo.

La sala de control del Laboratorio de Propulsión de la NASA en Pasadena (California, EE.UU.) recibió hoy a las 11.53 horas local (16.53 hora de Argentina) la señal de que InSight se había posado en Marte.

"Te siento, Marte. Y pronto conoceré tu corazón. Con este aterrizaje a salvo, estoy aquí. Estoy en casa", dijo en su perfil oficial de Twitter el módulo InSight, que retransmitió en directo y a través de esta red social su viaje desde la Tierra desde el pasado mayo.

Los científicos y técnicos de la NASA en la sala de control en Pasadena reaccionaron con una gran alegría, aplausos y abrazos colectivos a la noticia de que InSight había concluido su viaje espacial con éxito.

Además, la NASA recibió a las 11.58 hora local de Pasadena (16.58 hora de Argentina) la primera fotografía enviada desde Marte por InSight, sólo cinco minutos después del amartizaje.

InSight culminó, así, un viaje de 485 millones de kilómetros, desde la Tierra de Marte, que comenzó el pasado 5 de mayo cuando despegó de la Base Aérea Vandenberg en California (EE.UU.).

A diferencia de otras misiones de la NASA centradas en la superficie o la atmósfera de Marte, la novedad de InSight es que su principal propósito es estudiar el interior del planeta para conocer más sobre su composición y evolución.

Para ello, InSight cuenta, entre otros instrumentos, con un sismógrafo y una sonda que medirán la actividad y la temperatura internas del planeta, respectivamente.

En este aspecto será fundamental la labor de una excavadora mecánica, incluida en el módulo, que perforará hasta unos cinco metros de profundidad en la superficie marciana.

InSight se ha posado e instalado hoy en una zona plana de Marte conocida como Elysium Planitia, donde realizará su actividad de investigación. 

Para aterrizar con éxito, InSight debió superar los "siete minutos de terror" (así llamados por la NASA), la delicada y breve fase de su misión en la que el módulo atravesó la atmósfera marciana a casi 20.000 kilómetros por hora a reducir su velocidad a hasta los 5 kilómetros justo antes de amartizar.

Está previsto que InSight permanezca operativa en Marte durante unos dos años.