¿Qué dice el proyecto para bajar la edad de imputabilidad?

¿Qué dice el proyecto para bajar la edad de imputabilidad?

ste martes se conocieron algunas precisiones más del proyecto de modificación del Régimen Penal Juvenil que promueve el Gobierno nacional, que propone una disminución en la edad de imputabilidad de 16 a 15 años, una medida resistida por sectores de la oposición y organizaciones de Derechos Humanos. 

Clarín difundió algunos adelantos del texto que sería enviado en febrero al Congreso, para su tratamiento durante las sesiones extraordinarias de 2019. 

Artículo 2. El régimen se aplicará a los adolescentes de 15 años cuando cometieren “algún delito reprimido con pena máxima de 15 años de prisión o más en el Código Penal”. Es decir, cuando se trate de delitos como homicidio, violación o abuso sexual agravado, secuestro extorsivo o robo con armas de fuego, según precisa Clarín

Artículo 8. Este apartado se refiere a una “justicia especializada”, y aclara que “el control de medidas y la ejecución de las sanciones estarán a cargo de órganos con capacitación especializada en el trato con adolescentes”. 

Artículo 12. Establece que “la privación de la libertad procederá como último recurso, de forma fundada, revisable, y por el plazo más breve posible” y que los adolescentes “no serán pasibles de sanciones privativas o restrictivas de la libertad en función de infracciones de naturaleza contravencional o de faltas”. 

Artículo 50. Estipula que 15 años será el “plazo máximo” de prisión que se le podrá imponer a adolescentes y remarca que “queda prohibida la imposición de reclusión y de prisión perpetua”.

Artículo 21. Además, siempre que la víctima dé su visto bueno y sólo ante delitos menores, se incorporan "mecanismos no tradicionales de resolución de conflictos", como la mediación, la conciliación y el acuerdo restaurativo.

Artículo 29. Asimismo, el juez podrá imponer al menor, por un plazo máximo de tres años, “sanciones socioeducativas”: por ejemplo, asistencia a programas de formación ciudadana, capacitación laboral, cultural y deportiva, o cumplir con un tratamiento médico o psicológico.

Artículo 58. Acerca de la prisión preventiva, el proyecto establece que “la prisión preventiva no podrá exceder de un año”, aunque puede prorrogarse cada tres meses. En todos los casos, sin embargo, la víctima del hecho “tendrá derecho a expresar su opinión en cada instancia de revisión”.

Artículo 49. Se refiere a las condiciones de detención, y establece que serán en centros especializados donde los menores “desarrollarán actividades formativas, educativas, laborales y de ocio”. 

Artículo 12. Para intentar regular la difusión de que se da a casos en los que hay menores de edad involucrados, prohíben la publicación de “nombres, sobrenombres, filiación, parentesco o residencia del adolescente y su familia, así como la exhibición de fotografías, o de cualquier otro dato que posibilite su identificación”. 

Artículo 62. Establece la necesidad de crear un “plan individualizado” para cada adolescente, que deberá contemplar “aspectos sociales, educativos, recreativos y de salud, como también de corresponder, un plan de abordaje restaurativo”.